Go to Top

¿Es mejor comer bajo en grasa?


¿Eliges productos light, descremados o deslactosados para bajar de peso? ¿Pides los huevos sin yema? ¿Le quitas la piel al pollo y al pescado para evitar la grasa?


¡Todos queremos tener una buena figura! Sin embargo, la estrategia de evitar las grasas consumiendo productos fat free, light o descremados está teniendo efectos contraproducentes en nuestro cuerpo.

Quizá te suene conocido este caso: alguien comienza a llevar una dieta baja en grasa y al principio baja de peso, pero después se estanca —porque su metabolismo de las grasas está afectado y su organismo queda desprotegido—. Eventualmente vuelve a subir de peso a pesar de que esté cuidándose más y haciendo más ejercicio, y nunca alcanza su peso óptimo. Es una carrera sin fin y es muy frecuente hoy en día.


¿Por qué sucede esto?

Cuando limitas el consumo de grasas, quien paga las consecuencias es tu metabolismo: ¡sale el tiro por la culata! Por eso pronto te encontrarás haciendo más dietas.

Hemos dañado la manera en que nuestro cuerpo metaboliza las grasas por el tipo de grasas que estamos consumiendo: ¡muchas no son para consumo humano! Las grasas que no estaban presentes en nuestro hábitat natural no son benéficas para nuestro cuerpo, aunque se comercialicen como naturales. Si nuestro hábitat ha sido la naturaleza durante millones de años y en los últimos 50 produjimos químicamente un alimento nuevo, estamos haciendo un experimento con nosotros mismos. Las consecuencias se reflejan en la crisis de salud actual.  

Al mismo tiempo hemos satanizado las grasas de verdad, las que sí estuvieron en nuestro hábitat y en nuestra evolución. En los años 80 se generalizó la recomendación de consumir alimentos bajos en grasas; en paralelo inició la epidemia de obesidad y enfermedades cardiovasculares que aún vivimos. Nunca antes habíamos quitado las grasas de nuestra alimentación ni habíamos consumido tanta azúcar y alimentos altamente procesados.


¿Qué hacer? ¡Enfocarnos en el cuerpo!

Volvamos el enfoque hacia adentro: nuestra propuesta es mejorar el metabolismo de raíz. Tener un peso óptimo y una buena figura son efectos de un buen metabolismo.

Para tener un metabolismo óptimo necesitamos grasas, por eso hablamos de ácidos grasos esenciales. La clave está en las mitocondrias: son las productoras de energía de nuestro cuerpo y llevan millones de años en evolución. Y las mitocondrias solamente funcionan con las grasas que han estado presentes en esa evolución. Las grasas industriales son toxinas para nuestra mitocondria, son lo que más daña el metabolismo mitocondrial. En cambio, las grasas de verdad son lo que nos da la energía más limpia para nuestro organismo.


¿Por qué son las grasas tan importantes para mi cuerpo?

Además de ser la clave para que las mitocondrias produzcan energía, las grasas:

• Son la materia prima para la membrana de cada célula.

Son esenciales para la estructura de tu cuerpo: de tus ojos, tu piel, tu cerebro. ¿Le pedirías a un arquitecto que construyera una casa sin cemento?
Si tu cuerpo no recibe grasas se compromete la integridad de la membrana de cada célula. Y la consecuencia pueden ser muchas enfermedades degenerativas, como las condiciones autoinmunes, las alergias o problemas digestivos crónicos.

• Constituyen el 60% de tu cerebro.

¿Qué pasaría si no cambiáramos nunca el aceite de un coche? El motor se dañaría, seguramente. Cuando no hay materia prima para el cerebro, probablemente la consecuencia sea senilidad, Alzheimer, mal de Parkinson o demencia.

• Son el ingrediente principal de tus hormonas.

No consumir grasas tendrá consecuencias en la líbido, la fertilidad, la menopausia, el periodo menstrual y en todos los procesos hormonales.

¡Entre más avanza la ciencia más deberíamos adorar la grasa de nuestro cuerpo!


¡Que las grasas sean tus aliadas!

Para disfrutar de un buen metabolismo —y como consecuencia, tener una figura magnífica— ¡no le tengas miedo a las grasas! Elige grasas de verdad y apoya a tu cuerpo para que las metabolice de manera óptima. Así lograrás resultados permanentes, una excelente calidad de vida y excelente salud.

Para saber cuáles son las grasas de verdad, te recomiendo leer esta entrada: Grasas: mitos y realidades.

Para tener un excelente metabolismo de las grasas y obtener todos sus beneficios, este mes tenemos el Tune Up FIT FAT. ¡Son diez días enfocados en optimizar cómo tu cuerpo aprovecha las grasas! 

Estamos para apoyarte:

Miami: 305-868-6850
México: (55) 5281-7040
questions@patriciarestrepo.co 

Entradas relacionadas:

Grasas: mitos y realidades
http://www.patriciarestrepo.co/?p=124
¿Le tienes miedo a las grasas?
http://www.patriciarestrepo.com/?p=463
¿Debo incluir grasas todos los días?
http://www.patriciarestrepo.com/?p=644
¿Grasas para los niños?
http://www.patriciarestrepo.com/?p=665
¿Dejar de consumir aceite de coco?
http://www.patriciarestrepo.co/?p=603

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *