Go to Top

Los carbohidratos: ¿amigos o enemigos?

 ¿Hay razón para temerle a los carbohidratos? 

Muchas de las dietas enfocadas en perder peso rápidamente sacrifican los carbohidratos. Pero nuestro organismo los necesita: son el combustible para la mayoría de las funciones del cuerpo, incluido el cerebro. Son tan importantes que nuestro hígado los produce. Por eso no son un alimento esencial.

 Para saber qué carbohidratos son sanos necesitamos entender qué tipos hay, qué efectos tienen en nuestro organismo y cómo apoyarlo para que los procese de forma óptima.

Lo primero que nos viene a la mente cuando hablamos de carbohidratos son las harinas: pastelitos, galletas y postres. Pero los carbohidratos también se encuentran en los alimentos que nos ofrece la naturaleza: en las frutas y las verduras, en las leguminosas, los granos y los tubérculos.

Estos carbohidratos vienen acompañados de vitaminas, minerales, fibra y compuestos que ayudan a nuestro organismo a procesarlos y a aprovechar todos sus beneficios. ¡Optar por lo natural siempre es buena idea! Pero ojo, incluso dentro de estos carbohidratos sanos hay que distinguir. No es lo mismo consumir espinacas o calabazas que papas, frijoles, camote o piña. Depende de tu historia individual, de la química de tu cuerpo y de tus metas de salud.


Por otra parte están los carbohidratos procesados.

Aquí se encuentran las harinas industriales, pero también muchísimos alimentos enlatados, congelados o embolsados. Son carbohidratos que ya no vienen acompañados de nutrientes ni de fibra; se absorben muy rápidamente y provocan que subas de peso o que te inflames, y esta inflamación puede ser a nivel celular. No es casual que estemos viviendo una epidemia de sobrepeso, obesidad y diabetes.

Consumir carbohidratos procesados por la industria trastorna la química de tu cuerpo:

✦     Desarrollas dependencia.

Los carbohidratos refinados casi siempre vienen acompañados de grandes cantidades de azúcar, y el azúcar es 7 veces más adictiva que la cocaína. Cada vez que los consumes tu insulina sube y el azúcar en tu sangre disminuye; por eso sientes hambre y ansiedad de comer más carbohidratos y más azúcares. Además se altera tu sentido del gusto: te acostumbras al exceso de dulce.

✦     Tu cuerpo se inflama.

Tu organismo usa la inflamación cuando está combatiendo algo.

✦     Se altera tu metabolismo y, en consecuencia, engordas.

El sobrepeso es peligroso porque abre la puerta a muchas enfermedades.

Cuando hemos consumido carbohidratos procesados durante años, las hormonas metabólicas que se encargan de procesarlos entran en crisis. Si te duele la cabeza cuando te saltas una comida, si necesitas estar comiendo entre comidas o si no puedes bajar de peso, es señal de que tus hormonas metabólicas no están óptimas.


¡Apoya a tu cuerpo!

Por eso no basta con dejar de consumir carbohidratos procesados, hay que apoyar a tu cuerpo para que pueda metabolizarlos. Si la química de tu cuerpo no es óptima, hasta los alimentos sanos te caerán mal.

Tenemos que volver a equilibrar la química de tu organismo. Necesitamos limpiar y optimizar el funcionamiento de los riñones, el hígado, el páncreas y el colon para que tu cuerpo pueda movilizar las toxinas y metabolizar los carbohidratos. La buena noticia es que no necesitas fármacos para lograrlo. Nuestro Tune Up Carb Belly Blast está enfocado en ayudarte a hacer esta transformación.


Tu cuerpo es generoso. Para que funcione maravillosamente, apóyalo y sentirás la diferencia. No se trata de tener fuerza de voluntad ni de matarte de hambre: ¡no hay fuerza de voluntad más poderosa que la química de tu organismo!


Entradas relacionadas:

¿Qué hay detrás de la industria de los alimentos: ciencia o mentiras? 
http://www.patriciarestrepo.co/?p=235 
¿Consumes bebidas light? 
http://www.patriciarestrepo.co/?p=141
Azúcar: enfermedad y adicción 
http://www.patriciarestrepo.co/?p=208

¡Comunícate con nosotros!

Miami: 305-868-6850
México: (55) 5281-7040
questions@patriciarestrepo.co 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *