Go to Top

Cuida tus hormonas: vuélvete detective de tu cuerpo

¿Sabes que tus hormonas son, en gran medida, responsables de cómo te sientes día con día? 

Ellas son las que nos manejan. Sentir ansiedad, hambre constante o antojos incontrolables es resultado del mal funcionamiento de las hormonas.

 

También lo notamos cuando tu menstruación está desalineada, cuando estás engordando, cuando te falta energía y necesitas tomar café para sentirte mejor o cuando sientes que necesitas comer algo inmediatamente. (Por cierto, nadie se ha muerto por no comer chocolate, pan o algún otro antojo. No es una necesidad real, aunque la sensación sea real para ti. Es el resultado de un mal manejo de las hormonas.)

Los bochornos que sufren las mujeres con menopausia también señalan que sus hormonas no están en su estado óptimo. Antes, la menopausia era lo mejor que nos podía pasar. ¡Qué rico dejar de ser fértil a esa edad y olvidarte de los cuidados de la menstruación! Ahora muchas mujeres sufren esa etapa, porque sus hormonas no están funcionando de forma correcta.


Algunas señales del buen funcionamiento hormonal:

   Tienes energía y vitalidad. La energía es el primer parámetro a mirar para ver si tus hormonas están trabajando bien. Mucha gente vive cansada, estamos presenciando una crisis de energía. Hay que saber que nunca es óptimo sentirse cansado —a no ser que sea el final de un día lleno de actividad— y mucho menos despertar cansado.

   Tus niveles de apetito y saciedad son buenos. Puedes estar sin comer un rato sin sentir antojos incontrolables y la comida te satisface.

   Buen nivel de líbido y fertilidad.

   Duermes bien y la calidad de tu sueño es óptima.


¿Qué hacer para mejorar el funcionamiento de tus hormonas?

Hay que recordar que nuestro cuerpo es sabio, porque la naturaleza es sabia. El cansancio, los antojos, los bochornos y otros malestares están ahí por una razón. Todos estos síntomas y señales son la manera en la que tu cuerpo se comunica. ¡Son una gran oportunidad para mejorar tus hormonas!

¿Cómo hacerlo?

   La respuesta es sencilla: vuélvete detective de tu cuerpo. En vez de tapar todo lo que sientes, sé curioso y averigua qué está pasando en tu organismo. En lugar de tomar café, estimulantes y ansiolíticos para disfrazar el cansancio o la ansiedad, revisa qué está sucediendo en tu cuerpo y actúa. Cuando sientas algún síntoma, aprovéchalo, no esperes a que sea un problema para tomar acción. Si estás cansado, descansa más hoy. Y analiza qué parte de lo que estás haciendo está agotando a tu cuerpo. Es así de sencillo.

   Duerme bien. El sueño es clave para mantener un buen balance porque es cuando se regenera el organismo. Si no hay regeneración, el cuerpo entra en crisis.

   Cuida tu alimentación. Tus hormonas están metabolizando día a día. La materia prima para que esto suceda es la comida. Por eso es un factor clave para cuidar de tus hormonas.

   Evita confundir a tu cuerpo con otras hormonas a no ser que sea absolutamente necesario. Ten cuidado con los anticonceptivos, pero también con la leche, el queso, la carne o el pollo que contienen hormonas ajenas. No son tuyas, van a confundir a tu cuerpo.

   Procura estar en contacto con la naturaleza todos los días: entre más, mejor.


En la próxima entrada te contaré por qué la naturaleza es el mejor regulador de las hormonas y qué hago yo para estar en contacto con ella todos los días.


Entradas relacionadas:

¿Problemas con las hormonas? ¡Yo no!
http://www.patriciarestrepo.co/?p=710
El poder de las hormonas y nuestra alimentación
http://www.patriciarestrepo.co/?p=169
¿Qué son las hormonas?
http://www.patriciarestrepo.co/?p=553

¡Comunícate con nosotros!

Miami: 305-868-6850
México: (55) 5281-7040
questions@patriciarestrepo.co 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *