Go to Top

¿TIENES QUE DESBROCHARTE EL PANTALÓN DESPUÉS DE COMER?

Lo primero que debemos hacer es desambiguar el término inflamación; para muchos, estar inflamado es estar reteniendo líquidos, para otros es tener que desabrocharse el pantalón. La inflamación es un mecanismo de defensa del cuerpo, de protección, y que puede estar presente lo notes o no. Otro punto que no se considera es que la inflamación es necesaria porque es a través de ella que el cuerpo trabaja para defenderse.

Pongamos un ejemplo: si te pica una avispa, inmediatamente se inflama el sitio donde te picó, pues el cuerpo está evitando a toda costa que la sustancia del animal penetre más en tu cuerpo y lucha por desactivarla y protegerte. Eso es bueno, ¿no? Es un mecanismo que la naturaleza nos dio para protegernos.

Ahora bien, el problema es cuando la inflamación se presenta todo el tiempo y sin control. Mucha gente se queja de inflamación en la panza; cada que comen se inflaman y es el momento de tomar acción y volverte un investigador de tu propio cuerpo. Tomar antiácidos o desinflamatorios es una opción inmediata pero que a largo plazo puede resultar contraproducente puesto que estás tapando el síntoma y no estás solucionando de raíz.

Razones más comunes por las que se inflama la panza.

  • Comer mal: porciones, calidad de comida, mezclas, rapidez al comer.
  • Infecciones crónicas digestivas, de las cuales no siempre se presenta temperatura alta ni tampoco otros síntomas necesariamente relacionados con la digestión.
  • Falta de producción de ácidos gástricos, que la mayoría de las veces se confunde con acidez.

¿Qué puedes hacer para evitar la inflamación en la panza?

Si bien la inflamación puede tener muchas raíces y cada caso es distinto, a continuación te digo lo que a muchos les funciona:

  • Come lo más limpio posible. Esto significa que sólo comas comida de verdad, de la naturaleza. sin químicos, conservadores, procesos, etc. Un ejemplo sería una carne de pastoreo con verduras asadas y aguacate.
  • Disminuye los carbohidratos cuando comas proteínas o viceversa. La mezcla de estos dos requiere más recursos para la digestión.
  • No mezcles tu comida con azúcar. Al mezclarlos aumentarás la probabilidad de que haya fermentación y, por ende, inflamación.
  • Hidratarte antes de comer. Con un par de vasos de agua antes de comer mejoras los recursos digestivos.
  • Agua caliente durante o después de comer. Puede ser té o solo agua caliente; esto ayuda a los movimientos peristálticos para tener una buena digestión. Muchas de nuestras culturas más antiguas lo hacen.

Si eres de las personas que padecen inflamación digestiva, intenta estas recomendaciones y escríbeme para saber cómo te fue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *