Go to Top

¿QUÉ SUCEDE SI NO COMO GRASAS?

La semana pasada hablamos de ¿POR QUÉ DEBO COMER GRASAS? y tocamos el tema de las grasas de verdad, las tóxicas y de algunas enfermedades que padecen aquellos que no consumen grasas de verdad. Ahora me gustaría hablar de lo que sucede cuando disminuyes la ingesta de grasas en el corto tiempo.

Insatisfacción.

Si le quitas grasas a la comida, llegará el punto en que no habrá ninguna cantidad de alimentos que pueda saciarte. Además, los antojos vendrán a ti como imán al metal. Sin entrar a detalle, probablemente esos antojos serán de cosas dulces o harinas y la tendencia es que las personas compren cualquier cosa en la tiendita y no precisamente una fruta. Entonces tenemos una cadenita de factores dañinos: menos grasa, más antojos; más antojos, más azúcar; más azúcar, más condiciones inflamatorias y más condiciones negativas en nuestro organismo…

Déficits.

Hay dos tipos de alimentos que son esenciales: los aminoácidos y los ácidos grasos. ¿No te parece que debemos poner atención al hecho de que sean denominados esenciales? Significa que los necesitas. No hay carbohidratos esenciales; no hay azúcares esenciales; el cuerpo produce lo necesario, excepto algunos aminoácidos y la grasa; ésta debemos consumirla y lo mejor es que sea de la mayor calidad para que no tengamos déficits nutricionales.

Uno de los efectos que he visto durante toda mi vida como profesional de la salud ha sido que la gente que disminuye las grasas eleva las harinas y carbohidratos en su comida. Eso es un efecto básico y, créeme, extremadamente dañino.

Un ejemplo, como cualquier cosa: si quieres construir una casa, lo ideal es que compres materiales de la más alta calidad, asegurándote de que todo esté correcto desde los cimientos. Así pasa con el cuerpo, que hay que darle lo mejor que tenemos. ¿Qué grasas consumo yo? Quizá puede ayudarte saberlo, sobre todo porque son cosas muy sencillas:

  • Aguacate. Éste no falta en mi mesa. A veces como hasta dos aguacates diariamente, asegurándome de que no me falten grasas en el organismo.
  • Mantequilla orgánica o ghee. No sólo es excelente, son deliciosos.
  • Queso. Elijo el mejor queso, de pastoreo y sin químicos. Es uno de los gustos que me doy y me fascina.
  • Aceite de oliva. No cocino con él; ya hemos visto que es un aceite inestable a altas temperaturas; lo que hago es aderezar ensaladas.
  • Coco. Si voy a viajar y requiero un snack, el coco es la primera opción en mi cabeza.

Te invito a que incluyas más grasas a tu comida y mucho menos harinas y carbohidratos. Notarás una diferencia enorme desde los primeros días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *