Go to Top

Mitos y costumbres de una persona con acidez


Hoy en día, como siempre les platico, la desinformación generalizada causa más problemas de lo que imaginamos. Por ejemplo: ¿sabías que la gastritis se da mucho más por la falta de producción de ácido que por exceso de éste?

Los síntomas que sientes son los mismos, pero es mucho más frecuente la falta de producción de ácido que el exceso y, convencionalmente, el “tratamiento” es el mismo. ¿Te parece que tiene sentido? A mí no.

La siguiente pregunta para quien tiene gastritis sería: ¿qué hice, o qué no hice, para dejar de producir el ácido que necesito? O ¿qué he hecho para maleducar a mi cuerpo y que éste no responda correctamente?

Y después: de aquello que hice o que no hice, ¿cuántas veces tuve que tomar un antiácido para aliviar la molestia del momento?

Por último: ¿son dañinos los antiácidos? Según algunos estudios, los antiácidos son una categoría de medicamentos altamente prescritos y mal usados, y a la larga terminan haciendo más daños que el bien que pueden hacerle a nuestro cuerpo.


Antiácidos

Es cierto que, si no tenemos suficiente ácido en el estómago, sentimos un dolor agudo y malestares terribles, y también es cierto que si bien los antiácidos pueden aliviar los síntomas momentáneamente, son uno de los medicamentos que mayor dependencia nos generan.

Lo primero que recomiendo a personas que toman antiácidos diariamente es que no los dejen súbitamente; eliminarlos de nuestros hábitos tiene que ser paulatino, activando un protocolo. A la par, deben revisar a detalle cómo está su alimentación, qué acostumbran hacer mientras comen, etcétera, para llegar a la raíz.

Los antiácidos, en términos generales, son anti-vida. Para tener vida requerimos de tener suficiente ácido en el estómago, que debe ser de un PH entre 1 y 3, aproximadamente. La mala noticia es que mientras más antiácidos tomas, eres más propenso a contraer infecciones digestivas y otras más; a padecer alergias, condiciones autoinmunes, cáncer, Alzheimer y osteoporosis, entre muchas otras.


¿Qué sucede en el estómago?

•  La acidez es un síntoma, no la causa. Por eso los antiácidos alivian los síntomas momentáneamente, pero no resuelven la raíz del problema, son contraproducentes y crean dependencia.

•  Una de las funciones del ácido en el estómago es impedir el crecimiento de bacterias. La mayoría de las bacterias no pueden sobrevivir más de 15 minutos en el estómago. Al reducir la acidez tomando antiácidos, permitimos que esas bacterias crezcan excesivamente, en especial la bacteria Helicobacter pylori, que produce inflamación crónica y daña el recubrimiento estomacal.

•  Es vital que el nivel de ácido en el estómago sea alto. La falta de ácido dificulta la absorción de nutrientes, te hace más propenso a infecciones y afecta tu sistema inmune.


¿Qué podemos hacer?

La solución es re-entrenar el cuerpo: adiós a los hábitos que dañan nuestro metabolismo, adiós a las grasas poco saludables y a la inmensa cantidad de alimentos de la industria que comemos hoy en día.

Aunque el proceso depende mucho de cuánto tiempo tengas tomando antiácidos y de la causa de la mala condición digestiva, aquí hay algunos tips para comenzar:

•  Agua. Básicamente, el agua es nuestro combustible; dependemos de ella para producir sustancias importantes en nuestro cuerpo. Te recomiendo tomar dos vasos de agua media hora antes de cada alimento y no beber agua durante las comidas.

•  Minerales. Son clave para la producción de ácido. En vez de sal de mesa, utiliza sales en su forma más natural posible, sin procesar. Sal del Himalaya sin procesar o sal mineralizante beboon o Keat.

•  Masticar bien la comida. Dado que seguramente tu sistema digestivo ya tiene algunas deficiencias, masticar mucho más la comida ayudará a que trabaje mejor.

•  No comer bajo estrés, pues el cerebro está ocupado en dar otras señalizaciones al cuerpo y no se concentra en el sistema digestivo.

•  Identificar si es por falta de producción de ácido o por exceso. Recuerda que en la gran mayoría de los casos es por falta del mismo. Puedes añadir vinagre de cidra a tus comidas o utilizarlo en aderezos, pues éste ayuda a acidificar.

•  Comer alimentos verdaderos. Evita comer alimentos procesados y azúcares, pues afectan el equilibrio de las bacterias en tu sistema digestivo. Puedes complementar con un probiótico de muy buena calidad y con alimentos fermentados.

•  Bone Broth. El Bone Broth que hacemos en Keat y beboon está diseñado para volver a encender la capacidad que tiene el cuerpo para autoregular la acidez en el sistema digestivo y para ayudar a regenerar el recubrimiento intestinal. Recomendamos iniciar con Bone Broth blanco, Grounding Broth o Veggie Broth.


La mayoría de nosotros nacemos perfectos. La pregunta es: ¿qué hice para desequilibrar mi sistema digestivo? Las causas están dentro, en lo que hacemos, no afuera.

Conoce tu cuerpo, corrige hábitos y disfruta de una salud óptima.


Si requieres más información, te sugiero revisar las siguientes fuentes o te invito a escribirme.
Influencia del ácido gástrico en susceptibilidad a infecciones
El Omeprazol causa mala absorción de vitamina B
El uso de inhibidores de la bomba de protones y el incremento de la susceptibilidad a infecciones entéricas
El riesgo de neumonía y el uso de fármacos supresores de ácido gástrico
La relación entre secreción gástrica e infección
El crecimiento bacterial excesivo también puede ser una de las principales causas de úlceras gástricas
Crecimiento bacterial excesivo en el intestino 
¿Tienen efectos secundarios a largo plazo los inhibidores de la bomba de protones?

Estamos para apoyarte:

Miami: 305-868-6850
México: (55) 5281-7040
questions@patriciarestrepo.co 

Entradas relacionadas:

Grasas: mitos y realidades
http://www.patriciarestrepo.co/?p=124
¿Qué tiene que ver el azúcar con el envejecimiento y la agilidad mental?
http://www.patriciarestrepo.co/?p=955
Los carbohidratos: ¿amigos o enemigos?
http://www.patriciarestrepo.co/?p=793
¿Cómo dejar de ser esclavo de las dietas?
http://www.patriciarestrepo.co/?p=999

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *