Go to Top

Gluten: ¿consumirlo o evitarlo?

¿Han escuchado hablar del gluten? Pues es un tema que recientemente se ha puesto de moda. El gluten, por si nunca habían oído esta palabra, es un conjunto de proteínas de pequeño tamaño, contenidas exclusivamente en la harina de los cereales, fundamentalmente el trigo, pero también la cebada, el centeno, la avena y todos los derivados de estos productos; también es el responsable de la elasticidad de la masa de la harina, lo que permite que junto con la fermentación el pan obtenga volumen, así como la consistencia elástica y esponjosa de los panes y masas horneadas.

El gluten no es indispensable para el ser humano, de hecho, estas proteínas contienen un valor nutrimental muy bajo. Sin embargo, es algo a lo que los humanos hemos estado expuestos por años, pues los alimentos que lo contienen han sido utilizados y consumidos por éstos durante miles de años.

Desafortunadamente el gluten al que estamos expuestos hoy en día es muy diferente del que la naturaleza nos proveía hace cientos de años. El producto de las cosechas modernas se encuentra altamente modificado. Es por eso que el pan que comúnmente se compra en el supermercado dura tanto tiempo sin echarse a perder.

La controversia del gluten hoy en día

Desde hace algunos años, surgió un boom tanto publicitario como científico en contra de esta proteína llamada gluten. Pues se dieron a conocer diversos estudios que dicen que muchas de las enfermedades actuales como lo son el Alzheimer o los trastornos de deficit de atención e hiperactividad estaban íntimamente ligados al consumo de este producto.

“Recuerda que no sólo el gluten en los productos es lo que puede estar intoxicando tu cuerpo. Todos los productos procesados contienen una gran cantidad de aditivos sintéticos que dañan nuestro organismo”

Por otro lado, la industria alimentaria al ver la reacción de la población ante este tipo de revelaciones comenzaron a explotar la problemática desarrollando una serie de productos libres de gluten y de sellos de calidad que “garantizan” que los productos que porten el sello son gluten free. Esto se llevó a tal punto que hoy en día existen marcas de agua embotellada que venden y promocionan su producto como agua libre de gluten. Algo que desde el punto de vista tanto científico como publicitario rayan en la ridiculez y en el descaro.

¿Enfermedad celíaca, sensibilidad al gluten, alergia al trigo? 

  • La enfermedad celíaca no es una enfermedad exclusivamente digestiva, sino que es considerada una enfermedad de tipo autoinmune en la que se presentan síntomas muy variados y/o enfermedades asociadas y es inducida por la ingesta de gluten. Se cree que esta enfermedad afecta únicamente a 1 de cada 133 personas.
  • Sensibilidad al gluten: Pocos son los realmente alérgicos y muchos los sensibles.  Creo que esto se ha dado porque tanto el gluten como el trigo  están presentes, hoy en día, en muchos productos altamente procesados.  ¿Entonces serán estas alergias y  sensibilidades causadas por nosotros mismos? ¡ Yo creo que sí!  Y creo que es una forma que tiene nuestro cuerpo para protegerse. A diferencia de la enfermedad celíaca, no depende de que se sea alérgico al gluten, sino que solamente se es sensible al producto. Se cree que la padecen al menos el 10% de la población en los Estados Unidos y los síntomas pueden ser muy similares a los de las personas consideradas celíacas como lo pueden ser:
  • dolores de cabeza
  • fatiga
  • dolor muscular
  • alergias
  • dolores articulares
  • problemas endócrinos, etc.

En mi opinión la mejor manera de descubrir si eres sensible (es distinto a ser alérgico) al gluten es haciendo tu propio experimento.  Elimínalo un mes  en todas sus formas y observa cómo te sientes, qué cambios ves. Después vuelve a comerlo varias veces al día y observa los resultados.

  • Alergia al trigo: esta es la tercera posibilidad por la cual podrías sentirte mal después de comer ciertos productos que contienen gluten y pensar que el gluten es el origen del problema. Aunque el gluten está en todos los productos derivados del trigo, los alimentos libres de trigo que contienen gluten como la cebada, centeno, malta y algunas avenas son toleradas por individuos con alergias al gluten.

¿Consumir o no consumir gluten?

El que un producto diga “gluten free” no significa que sea sano”

En esta sección final de recomendaciones lo que me queda por decirles no aplica como una regla común para todas las personas ni debe ser un juicio tajante de lo que deben o no deben hacer. 

Es por esto que me gusta alentarlos a que conozcan su cuerpo y que ustedes mismos sean quienes evalúen qué es lo mejor para su salud. 

No necesariamente tienen que dejar el gluten si no presentan daños al consumirlo.  Hagan el experimento y observen qué pasa y cómo se sienten al dejar estos alimentos procesados.  Y, aveces, esto puede incluir  lo que dice que es gluten free.

Lo que sí les digo es que coman lo más natural posible, eviten los productos altamente procesados y no se crean todo lo que la industria alimentaria promueve como saludable. 

Hasta aquí por hoy, y recuerden: siempre es mejor ir con la naturaleza que en contra. 

2 Responses to "Gluten: ¿consumirlo o evitarlo?"

  • paloma
    18 mayo, 2016 - 10:12 am Reply

    Como podemos saber si tenemos sensibilidad al gluten?

    • admin
      18 mayo, 2016 - 10:30 am Reply

      Hola Paloma,
      La mejor manera de descubrir si eres sensible (es distinto a ser alérgico) al gluten es haciendo tu propio experimento. Elimínalo un mes en todas sus formas y observa cómo te sientes, qué cambios ves. Después vuelve a comerlo varias veces al día y observa los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *