Go to Top

Recupera tu figura después de las vacaciones

Después de las vacaciones es hora de darle un tune up a nuestro cuerpo.

Es común que durante este periodo de tiempo descuidemos nuestros hábitos alimenticios comiendo o bebiendo un poco más de lo que acostumbramos. Sin embargo, el daño no tiene por qué ser tan grave.


La clave está en tomar las medidas necesarias con prontitud y la recuperación será igual. El cuerpo tiene memoria y es por ello que entre más rápido te encargues de corregir el daño hecho más fácil te será recuperarte.

Hay algunas claves que nos ayudarán a recuperarnos de los excesos vacacionales de manera fácil y rápida, así es que no lo pienses más y ponlos en práctica de inmediato. (Si tus vacaciones fueron completamente saludables estas claves también te serán de utilidad, ya que te ayudarán a limpiar tu organismo y mejorar tu metabolismo.)


Claves para recuperarte después de las vacaciones:

 

1) Una de las claves más importantes, aunque pueda parecer una obviedad, es comer menos.

Esto te permitirá metabolizar los extras anteriores. La mejor manera de lograr esto es comiendo únicamente cuando tengas hambre. Come despacio, así podrás notar cuando estés satisfecho y dejar de comer.

Bebe mucho más agua de lo habitual, pues con frecuencia confundimos la sed con hambre. La razón es evolutiva: cuando no había agua disponible, para saciar la sed nuestros ancestros comían alguna fruta o verdura.

Trata de no consumir botana durante el día, pero si te da hambre entre comidas procura comer alimentos frescos, como coco, pepino o jícama. Además, reduce un poco tus porciones habituales. De esta manera no notarás la disminución de los alimentos y te será más fácil recuperarte.

 

2) Cuida especialmente de tu hígado.

Es el órgano clave de las hormonas metabólicas y de la “limpieza” en general, pues funciona como un filtro en nuestro cuerpo.

Para esto te recomiendo comer alimentos color verde oscuro: sí, como lo oyes: come arúgula, berros, espinaca, etc.

Además, evita comer alimentos falsos.

Cuando vayas a consumir algo asegúrate de conocer los ingredientes, así evitarás poner a trabajar extra a tu hígado. Muchos aderezos, sopas y alimentos procesados contienen ingredientes ocultos y toxinas que van a parar a tu hígado. Y, por supuesto, limita la cantidad de alcohol —de preferencia no lo consumas durante este periodo de recuperación.

 

3) Es muy importante mantener nuestro sistema linfático sano y funcionando a la perfección, pues es el sistema de “tuberías” de nuestro organismo por donde pasan todos los desechos celulares.

Para mejorar los resultados es clave que haya un buen flujo en estas tuberías. Pero, ¿cómo hacer para que esto suceda? Agua y movimiento:

 

a) Toma agua caliente entre comidas.

Es una terapia antigua para estimular la linfa y ayudarte a limpiar tu tracto digestivo después de comer.

b) Muévete después de comer.

Cada vez que caminas estimulas la linfa y ayudas al proceso digestivo.


Ahora ya lo sabes, recuperarte de las vacaciones no tiene que ser un proceso tedioso y difícil.

Sigue estos consejos cuanto antes y recuerda que mientras más rápido comencemos con el proceso de recuperación más fácil será desintoxicar nuestro organismo y recuperar la figura que teníamos.


Entradas relacionadas:

¿Qué puedo hacer para controlar la inflamación?
http://www.patriciarestrepo.com/?p=620
¿Qué hacer en estas fiestas?
http://www.patriciarestrepo.co/?p=679
¿Quién conoce mejor tu cuerpo: tú o tu doctor?
http://www.patriciarestrepo.co/?p=387

¡Comunícate con nosotros!

Miami: 305-868-6850
México: (55) 5281-7040
questions@patriciarestrepo.co 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *