Go to Top

El poder de las hormonas y nuestra alimentación

Si hay algo que tiene poder sobre nuestra vida, nuestro cuerpo y nuestro humor, son las hormonas.

Éstas son los mensajeros químicos del cuerpo. Viajan a través del torrente sanguíneo hacia los tejidos y los órganos controlando gran parte de los procesos que se dan en nuestro organismo.

Entre las funciones más importantes reguladas por las hormonas se encuentran el correcto funcionamiento de múltiples órganos, el crecimiento y desarrollo del cuerpo humano, la reproducción, las características sexuales, el uso y almacenamiento de energía y el control de los niveles en la sangre de líquidos, sal y glucosa.

Las hormonas pueden ser naturales o sintéticas: las naturales son segregadas por las distintas glándulas del sistema endocrino. Por su parte, las sintéticas son todas aquellas manufacturadas por el hombre.

¿Pero qué tiene que ver todo esto con nuestra alimentación? Todo.

Las hormonas son las encargadas de regular nuestro apetito y cómo nuestro metabolismo utiliza y absorbe esos alimentos que consumimos, por lo tanto, es correcto decir que nuestra alimentación se ve directamente afectada por nuestras hormonas y nuestras hormonas, a su vez, se ven directamente afectadas por nuestra alimentación, así el ayuno, el exceso de comida o el ejercicio alteran este sistema.

Las hormonas son muy poderosas. Se necesita solamente una cantidad mínima para provocar grandes cambios en las células o inclusive en todo el cuerpo.

Es por esto que debemos ser muy cuidadosos con la forma en la que nos alimentamos y con los productos que consumimos. Actualmente, la obesidad se ha vuelto una de las principales problemáticas a nivel salud alrededor del mundo. Escuchamos casos donde mujeres muy jóvenes que comienzan a menstruar y a desarrollarse antes de tiempo, vemos a gente de todas las edades con problemas de sobrepeso y cada vez es más común encontrar personas diabéticas o con insulinoresistencia.

No se puede especificar una causa en particular como la provocadora de todos estos cambios y enfermedades emergentes. Sin embargo, sí podemos mencionar ciertos factores que contribuyen a que este tipo de enfermedades sean cada vez más comunes.

Uno de los factores más importante es la alimentación, pues para poder alimentar a toda la población mundial la industria ganadera y agrícola se han visto obligadas a recurrir a métodos artificiales para poder suministrar las cantidades necesarias de alimento.

Estos métodos implican el uso de hormonas para engorda y el hacinamiento de los animales que se crían; por parte del sector agrícola las semillas transgénicas, creadas para obtener cosechas más resistentes y abundantes y el uso de pesticidas cada vez más potentes para evitar plagas no sólo contribuido a mejorar la producción de alimentos sino que han afectado de diversas maneras la salud de las personas que consumen estos productos.

Al igual que los alimentos, los productos de belleza como los lápices labiales, cremas y otros productos derivados del petróleo han ido causando estragos y alteraciones en nuestra salud hormonal que muchas veces son difíciles de distinguir o tardan muchos años en manifestarse de forma concreta.

Por lo tanto, mi recomendación, como siempre lo ha sido, es no ir en contra de la naturaleza, sino con ella.

Cuiden su alimentación tratando de consumir:

1)La mayor cantidad de productos de origen orgánicos. Tengan cuidado con los productos animales que consuman, recuerden que las toxinas se guardan en la grasa.

2)Eviten los productos bajos en grasas o light, ya que contienen grandes cantidades de azúcar.

3)Hagan ejercicio.

Los cambios serán notables en muchos aspectos de su salud:

1) Sus niveles de energía mejoraran.

2) Tendrán mayor claridad mental.

3) Reducirán su peso y a la larga, sus órganos tendrán menos afectaciones y envejecerán más lento.

Recuerden que las hormonas tienen un poder sorprendente sobre nuestro cuerpo y los procesos químicos que se llevan dentro de éste. Por lo tanto mientras menos daño hagamos a nuestras hormonas y mejor las cuidemos, mejor será nuestra salud en todos los aspectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *