Go to Top

Grasas: mitos y realidades


Durante décadas, la medicina tradicional y muchas de las creencias culturales populares, nos han hecho creer que mientras menos grasas consumamos y más ejercicio hagamos tendremos una mejor salud. Pero, ¿es esto verdad?


Los seres humanos estamos hechos de grasa y dependemos de éstas para vivir, pensar (el cerebro humano está compuesto en un 60% de grasa), tener un metabolismo sano y poder rendir durante el día en nuestras actividades diarias.

Desafortunadamente nos hemos visto inmersos, a causa de la publicidad y la mercadotecnia, en la tendencia del fat free. Si observamos el mercado, nos daremos cuenta que está inundado de productos que desalientan el consumo de grasas como lo son los productos libres de grasa, los bajos en grasa, los productos light o aquellos que dicen no tener calorías.

Diversos estudios demuestran que desde que comenzó esta tendencia (1980) el consumo de grasas ha disminuido de un 43% a un 33% y las tazas de obesidad a nivel mundial han incrementado, al igual que los índices de diabetes, demencia senil y de enfermedades cardiovasculares.  Tan solo en un lapso de 56 años (1960-2016) los índices de diabetes han aumentado en un 700%.


Entones surge una pregunta: ¿en verdad son las grasas las responsables de todos estos males? 

NO. El exceso de azúcar y de comidas altamente procesadas es la causa principal del daño a nuestro cuerpo y, por ende, las responsables de que cada vez nos enfermemos y engordemos más. ¿Sabías que la industria para compensar la falta de grasa en los alimentos y para descremar muchos de los productos lácteos lo que hace es aumentar la cantidad de azúcar en sus productos? Por lo tanto, al consumir estos productos, lo único que logras es que tus “cravings” o antojos de azúcar aumenten.

Es importante mencionar que no todas las grasas son buenas. Por lo tanto, debemos tomar en cuenta cuáles son los tipo de grasas que existen y cuáles son los que nos convienen.


Dos tipos de grasas

Existen básicamente dos tipos de grasas: las que provienen de la naturaleza (llamémoslas grasas de verdad) y las creadas por el hombre a través de procesos químicos (grasas de mentira). La naturaleza es sabia y, como se ha podido comprobar, estas grasas no sólo forman parte de nuestro organismo, sino que nos han ayudado a evolucionar como especie a través de los años.

Por el contrario, las grasas creadas por el hombre parecen ser uno de los pilares causantes de muchas de las enfermedades modernas. 

Aquí les dejo una lista de las “grasas de verdad” y de las grasas sintéticas (todas aquellas creadas por el hombre para la industria).

Grasas buenas:  

OJO con la calidad. En las grasas es donde se guardan las toxinas, tanto en nosotros como en todos los animales que nos comemos. Entonces cuando comas grasas procura que sean de la mejor fuente, idealmente orgánicas y de procedencia de animales de granja.

• Aguacate
• Coco
• Nueces
• Semillas
• Mantequilla orgánica

Grasas malas:

OJO con las consecuencias. Las grasas “de mentiras” pueden causar inflamación, acné, dolor en las articulaciones, enfermedades del corazón, embolias o diabetes y agravar la artritis y la fibromialgia.

• Margarina
• Aceite de maíz, canola, soya, algodón
• Aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados
• Grasas “vegetales”
• Productos que estén etiquetados como light, sin grasa o bajos en grasa

Si decides seguir estos consejos y darle a tu cuerpo grasas naturales en lugar de grasas sintéticas verás cambios significativos en el funcionamiento de tu metabolismo, envejecerás más lento, disminuirás riesgos de enfermedades cardiovasculares y tendrás una piel radiante.


P.D. Actualmente en la medicina moderna el colesterol es considerado como un indicador pobre para medir los riesgos de enfermedades cardiovasculares, pues se ha descubierto que sólo el 50% de las víctimas que han sufrido infartos tienen un alto nivel de colesterol, mientras que el otro 50% de las personas que sufren de colesterol alto no presentan ningún tipo de enfermedad o problema cardiovascular.

Si quieren leer más sobre estos estudios aquí les dejo dos artículos que hablan sobre los mitos y realidades del colesterol, las grasas y las enfermedades cardiovasculares:

The Great Cholesterol Myth, Dr. Sinatra
http://www.drsinatra.com/the-great-cholesterol-myth/

Saturated Fats & Cholesterol, Dr. Mercola
http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2014/07/27/saturated-fat-cholesterol.aspx


Entradas relacionadas:

¿Es mejor comer bajo en grasas?
http://www.patriciarestrepo.co/?p=922
¿Le tienes miedo a las grasas?
http://www.patriciarestrepo.com/?p=463
¿Debo incluir grasas todos los días?
http://www.patriciarestrepo.com/?p=644
¿Grasas para los niños?
http://www.patriciarestrepo.com/?p=665
¿Dejar de consumir aceite de coco?
http://www.patriciarestrepo.co/?p=603

¡Comunícate con nosotros!

Miami: 305-868-6850
México: (55) 5281-7040
questions@patriciarestrepo.co 

3 Responses to "Grasas: mitos y realidades"

  • Elisa Pérez
    28 noviembre, 2016 - 9:56 am Reply

    Excelente información!!
    Estoy encantada de descubrir este sitio

  • Elisa Pérez
    28 noviembre, 2016 - 9:57 am Reply

    Genial

  • Elisa Pérez
    28 noviembre, 2016 - 9:59 am Reply

    Genial información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *